1. Mantenga un horario regular para dormir, acuéstese y levántese a la misma hora cada día.

 

2. Una pequeña cantidad diaria de ejercicio facilita y profundiza el sueño. 

 

3. Cree un ambiente con poca luz, fresco, tranquilo y cómodo que lo invite a dormir. 

 

4. Habitúese a dormir cuando este somnoliento, así dormirá mejor. 

 

5. Evite fumar antes de dormir, la nicotina es un estimulante, también evite bebidas con cafeína. 

 

6. Evite cenar en exceso, la digestión puede hacerse pesada, trate de dormir cuando menos una hora después de haber cenado. 

 

7. Levántese si no esta durmiendo, es bien sabido que si no concilia el sueño en los primeros 15 a 30 minutos, es mejor levantare. 

 

8. Considere posibles alergias y caros, estos pueden causarle problemas respiratorios y distorsionar su sueño. 

 

9. Duerma en posición fetal y posicione su cabeza cómodamente (la almohada es muy importante). 

 

10. Si despierta con dolor de espalda o cuello, evalúe su colchón (pruebe si sigue siendo cómodo).