Las 6 posturas al momento de dormir

Posición fetal

Se trata de dormir de lado, curvado, con las rodillas hacia el pecho, los brazos en cruz o cerca de las piernas. Se lo llama así porque es la forma en que están los bebés en el vientre materno. A veces un brazo queda bajo la almohada. Es la postura más frecuente que asumen las personas a la hora de dormir. En el estudio citado anteriormente, el 41% de los 1000 consultados la elegían. Las mujeres el doble que los hombres. En cuánto a la personalidad, pueden conocerse diversas variantes. Por ejemplo, “acurrucarse” para dormir se relaciona con la sensibilidad y la emocionalidad, así como la tendencia de tener relaciones más intensas. Pueden parecer tímidos cuando conocen a alguien pero después se relajan, son muy amables, cariñosos y con miedo a ser heridos sentimentalmente.

Posición “tronco”

Se caracteriza por dormir de costado, con ambas piernas estiradas y juntas, al igual que la espalda bien recta. Las manos suelen estar al costado del cuerpo o una de ellas por debajo de la almohada o hasta estirada. Es adoptada por el 15% de las personas que fueron consultadas en la investigación. Los que la eligen son deshinibidas, relajadas y con una personalidad sin problemas. Son seres muy sociales, se llevan bien con la mayoría de las personas, se sienten bien cuando forman parte de un grupo, confían en los demás pero suelen ser bastante inocentes.

 

Posición “melancólico”

La espalda está recta pero las piernas un poco dobladas hacia adelante, las mano estiradas hacia el frente, una puede ir debajo de la almohada. El 13% de los voluntarios de este estudio afirmaron dormir de esta manera. Los que eligen la postura melancólica tienen la personalidad más compleja. Si bien son amistosos y abiertos por naturaleza, a la vez suelen ser algo cínicos y sospechar de los demás. La toma de decisiones se la toman con mucha calma pero cuando encuentran una razón son muy “cabezones” y no hay nada que los pueda hacer cambiar de opinión. Pueden ser los mejores amigos y recompensar con cariño a los demás.

Posición “soldado”

Se duerme boca arriba, con las piernas separadas entre si a un ancho de caderas o de hombros, los brazos van estirados al lado del cuerpo (pegados casi siempre). El 8% nada más duerme de esta manera, con el mentón mirando hacia el techo. La personalidad de estas personas se caracteriza por ser reservadas, calladas, casi sin emociones fuertes, no dejan que los demás sepan mucho de ellos. No les gusta para nada lo “común”, tienen metas y objetivos muy altos. Son leales y protegen a su familia y seres queridos. Valoran mucho los lazos que tienen con los demás.

 

Postura “caída libre”

Se dice de esta manera porque parece que acaban de caer del cielo. Están tumbados boca abajo, con la cabeza girada para uno de los laterales, una o las do manos bajo la almohada o arriba. Representan el 7% de los entrevistados en la encuesta. En cuánto su personalidad, los “caída libre” son personas muy intensas, sociables, descaradas, y en el fondo muy sensibles. Aman mucho la libertad, no le gustan que le digan lo que tiene que hacer (en ningún ámbito, sea amor, profesión, familia, sociedad, etc), así como tampoco las críticas.

Posición “estrella”

Es todo lo contrario a la anterior, porque la persona se encuentra boca arriba, con los brazos rodeando parcial o completamente la almohada, las piernas semi flexionadas o una estirada. Es la postura preferida por el 5% de las personas. La personalidad de los “estrella” es que son mejores como oyentes de los problemas del resto, muy buenos amigos, siempre estarán dispuestos a ayudar a los demás pero en la mayoría del tiempo prefieren ser el centro de atención, ya sea en una reunión, entre hermanos, etc.

Las posturas de costado (fetal, tronco y melancólico) son las más saludables de las seis. Según los médicos, es preciso dormir de lado para evitar poner presión sobre tu corazón y la mayoría de tus órganos vitales. Se aconseja que se realice el giro sobre el lado derecho. Algunos textos también recomiendan cambiar de postura a mitad de la noche (mitad de un lado y la otra mitad del otro).

Las dos posturas boca “arriba” (estrella y soldado) pueden provocar falta de descanso durante la noche, ayudando también a los ronquidos y otros problemas respiratorios como ser la apnea. A su vez, producen reflujo estomacal. Por último, la única posición boca “abajo” (caída libre) dicen que es buena para la digestión, aunque otros indican que es la menos recomendada porque todos los órganos vitales están “apretados” contra el colchón.